RPA la realidad en las grandes empresas

La tecnología RPA nace bajo el paradigma de simplificar procesos. Basada en un software específico, conocido como bots, el RPA automatiza procesos repetitivos listando acciones necesarias que debe realizar el bots en base al comportamiento del usuario.

Aunque existe el temor de que la automatización pueda dejar sin empleo a millones de personas en el mundo, lo cierto es que la Transformación Digital está creando nuevos puestos de trabajo conforme la actividad de las organizaciones también se transforma. De hecho, en muchas organizaciones, forma parte de los activos estratégicos, convirtiéndose en un pilar fundamentar en el impulso de esa transformación.

La implantación de estos procesos es una realidad cada vez más extendida. Así lo confirma el informe del Foro Económico Mundial: “Towards a Reskilling Revolution: Industry-Led Action for the Future of Work”, publicado a principios de 2019, donde asegura que en 2025 más de la mitad de todas las tareas actuales en el lugar de trabajo serán realizadas por máquinas, lo cual tendrá su efecto en la fuerza de trabajo global.

No obstante, este mismo informe, destaca en términos generales un balance positivo, pues predice que, frente a los 75 millones de empleos que desaparecerán, se crearán 133 millones de nuevos puestos.

Las grandes empresas han optado por la implementación de herramientas RPA y para abordar este tema, Atento España organizó el pasado mes de mayo un panel de expertos formado por Nuria Avalos, directora de Blockchain, RPA y Experiencia Digital en Repsol, Enrique Escudero, director de operaciones de desarrollo de negocio en Securitas Direct, Jaime Chapatt, IT Business Partner Manager & Head RPA en el Grupo Día, para abordar las necesidades, ventajas y retos de la automatización a través de la RPA en la actualidad.

Como principales conclusiones se extrajeron que RPA no es solo una tecnología, sino un cambio cultural en el que es necesario abrirse camino y romper barreras, por lo que el apoyo de la dirección resulta fundamental. Uno de los principales retos a los que se enfrentan las organizaciones al implantar estas herramientas, es la desconfianza de sus empleados.

En ese sentido, es importante explicar bien la solución a los trabajadores y hacerles partícipes del cambio además de formarlos. Otro de los principales desafíos de implementar RPA en una organización es encontrar la herramienta adecuada. En ese sentido los expertos del panel aconsejan adoptar la tecnología que mejor se adapte a las necesidades de cada uno e incluso no cerrarse a utilizar varias tecnologías según se avance en el proyecto.

Lo importante es empezar por proyectos sencillos e ir haciendo progresos. Lo que quedó patente en el panel, es que la Automatización de procesos bien implementada en la compañía genera grandes ventajas como:

1) Ahorro de costes Sin lugar a duda, esta es la principal razón por la que una organización decide embarcarse en un proyecto de Automatización. Este ahorro de costes viene dado por reducir el personal dedicado a los procedimientos de poco valor. Como comentaba al principio desde el inicio del proyecto, cuando debes contar con las personas para entrenar esos bots, hasta la configuración y revisión continua de los procesos, siempre el humano deberá tener un papel protagonista.

2) Aumento de la productividad Lamentablemente cuando se habla de RPA se asocia únicamente a ahorro de costes y queda en un segundo plano el aumento de productividad ya que un automatismo se puede replicar en tantas licencias como necesites para cumplir los SLAs más exigentes. Siempre tenemos que decir que los robots no están sujetos a las restricciones de horarios del marco laboral.

3) Rápido desarrollo La realidad es que el tiempo para la puesta en acción de un software de RPA es muy corto, lo que resulta más laborioso es el estudio en detalle del proceso. Sin embargo, ya hay soluciones tecnológicas que descubren el proceso tan solo con los logs de las aplicaciones o espiando, de forma consentida, a los usuarios.

4) Necesitas menor inversión Menos tiempo significa menos coste de desarrollo y por lo tanto menor inversión. Una de nuestras obsesiones será crear el business case que recupere esa inversión en pocos meses, como normalmente sucede.

5) Tecnología poco invasiva y flexible Otro de los grandes miedos a los que se enfrenta una compañía a la hora de acometer un proyecto tecnológico, es cómo entra en conflicto con la arquitectura tecnológica que ya tenemos montada. Normalmente un proceso RPA se desarrolla en la interfaz de usuario y no requiere integración con los sistemas. Tan fácil como dar de alta a unos usuarios más, en este caso, robots. 6) Incremento de la calidad, reducción de errores Se obtiene mayor fiabilidad de un bot que de un humano, y, por tanto, los procesos automatizados que estén bien parametrizados no se equivocarán nunca y son muy fáciles de mantener actualizados con nuevas necesidades que se introduzcan en el proceso.

7) Satisfacción de empleados Los robots hacen ese trabajo fácil y recurrente que quita mucho tiempo a los trabajadores y que le impide aportar mayor valor a su compañía. Además, adaptarse a esta nueva situación puede llevar a un reskilling que aportará mayor motivación en su desarrollo profesional.

8) Mejora de la Experiencia del Cliente Las eficiencias que se logran con la automatización de los procesos revierten directamente en la experiencia del usuario, que invierte menor tiempo en realizar la gestión, con mayor seguridad y minimizando la posibilidad de errores.

9) Una puerta para lo que viene La automatización de procesos es el catalizado de muchas tecnologías que ya se están utilizando actualmente y que, sin ningún tipo de duda, en los próximos años serán habituales en los presupuestos de los departamentos IT: inteligencia artificial, machine learning y analytics, entre otras. El RPA permite “barrer la casa” para que el entorno sea más confortable para estas tecnologías.